Miguel Palomar (fotografía de EL ESPAÑOL)
Sacerdote a feligresa: ‘Los 6.000€ o no te doy la comunión’
18 enero, 2017

A juicio por ‘ofender a la virgen’

Virgen de Valdejimeno

A juicio por ‘ofender a la virgen’

Virgen de Valdejimeno

Virgen de Valdejimeno

El 16 de agosto de 2015 hubo un pequeño revuelo en la ermita de la virgen de Valdejimena, en Horcajo Medianero (Salamanca): según informa salamanca24horas.com uno de los presentes dirigió una ‘peineta’ hacia el altar donde se encontraba la imagen religiosa. Como es evidente, el suceso no pasó desapercibido para los habitantes de la pequeña localidad ya que incluso, se tomaron medidas legales al respecto y se cursó una denuncia ante la Justicia por tales hechos.

Entonces los denunciantes invocaron al artículo 525 del Código Penal el cual asegura que <<incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican>>. La Justicia aceptó entonces a trámite la querella y hoy 16 de febrero de 2017 estaba estipulada la fecha del juicio para dirimir los hechos ante el correspondiente tribunal; la Fiscalía pedía para el acusado dos meses de prisión o seis meses de multa económica, dependiendo del delito por el que se juzgaría a J.B.C. Finalmente, no ha prosperado la acusación de ‘ofensa religiosa’ ya que el autor de la peineta asegura se la dedicó al párroco y no a la virgen, motivo por el cual la sala de lo penal número 2 de Salamanca estipula que J.B.C. deberá pagar una sanción económica de 180€ como consecuencia de la injuria hacia el sacerdote.

 

Rauli3_v2

 

Quién sabe si el acusado pudo ser aconsejado por su abogado al ponerle sobre advertencia de que la multa que iba a pagar iba a ser de menor cuantía si declaraba que la peineta iba dirigida al párroco en lugar de a la virgen; como bien señala eldiario.es el delito de blasfemia sigue vigente en el Código Penal español y la protección jurídica del culto privado es bien conocida, pese a que los jueces españoles condenan cada vez menos por este motivo. Las intenciones del acusado deben ser manifiestamente claras en el ámbito del insulto a imágenes religiosas, penado con mayor dureza que si se dirigen a una persona física.

Comentarios